Control y seguimiento de plantas invasoras con drones. Jacinto de Agua – Camalote (Eichhornia crassipes) en el río Guadiana (Extremadura)

En el artículo anterior vimos las utilidades generales de los vehículos aéreos no tripulados – drones – como herramienta para diversos estudios de seguimiento ambiental, fotogrametría y cartografía o incluso censos de aves con drones. Hoy os mostramos el ejemplo para otra planta causa graves problemas en los ríos, el Jacinto de Agua (Eichhornia crassipes), comúnmente llamado “Camalote”, en este caso en el río Guadiana a su paso por San Pedro de Mérida.

Camalote Badajoz Drones NaturGIS

Una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad en nuestro planeta son las especies exóticas invasoras, junto con el cambio climático, la pérdida de hábitats y su contaminación o la sobreexplotación de los recursos naturales. La introducción de estas especies en nuevos hábitats provoca importantes pérdidas económicas tanto por su impacto directo como por los costes para su gestión y erradicación, siendo necesario mantener estrategias de prevención y alta prioridad en las políticas sobre estas especies.

El Jacinto de Agua (Eichhornia crassipes) es una planta acuática procedente de América del Sur (cuenca del Amazonas) que fue introducida en nuestro país por su utilización como flora ornamental en estanques y acuarios.  Actualmente ha aumentado su presencia, sobre todo en el tramo medio del río Guadiana.

Camalote sobre el río Guadiana a vista de drone

Se trata de una especie exótica incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras (Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto) y es por ello por lo que se están llevando a cabo diversos estudios y/o trabajos por parte de las Administraciones Públicas para establecer medidas de control y de erradicación, ya que podría constituir una seria amenaza para las especies autóctonas y para el hábitat, al disminuir la entrada de luz en las masas de agua. Además, dificulta algunos usos como el piragüismo o la pesca en las zonas donde se asienta provocando esto pérdidas económicas y alarma social.

El problema ha llegado a tal magnitud que la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha comenzado su segunda temporada realizando trabajos de limpieza en distintas partes del río Guadiana a su paso por la provincia de Badajoz.

Camalote a vista de dron sobre el río Guadiana

La utilización de drones para el seguimiento de invasiones biológicas permite:

-La inspección y seguimiento en tramos de difícil o nulo acceso.

-La comprobación del estado fenológico de la planta.

-El cartografiado o medición de la afección en términos de superficie, porcentaje o longitud de río

-Los estudios de evolución de la afección mediante la comparación de fotografías que permiten conocer su forma de expansión o fragmentación a lo largo del tiempo.

-El estudio recurrente y ex-situ  por diversos especialistas y gestores de la administración

-El control y vigilancia de puntos críticos por acumulación de vegetación en puentes y obras hidráulicas

Las ventajas generales del uso de los drones para el control y seguimiento de plantas invasoras en los cauces de los ríos son:

-Rapidez en la toma de datos

-Bajo coste

-Accesibilidad a zonas difíciles

-Repetitividad en la toma de imágenes

-No requiere equipos de navegación

NaturGIS como Operadora de Drones está habilitada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para la realización de trabajos profesionales de fotografía, filmaciones y levantamientos aéreos mediante la utilización de Vehículos Aéreos Tripulados Remotamente (RPAS), comúnmente llamados drones, como por ejemplo la toma y tratamiento de estas imágenes aéreas para el control y seguimiento de una planta invasora.